Intervenciones para adolescentes con problemas de conducta

January 31

Intervenciones para adolescentes con problemas de conducta


Los adolescentes llevan una vida tumultuosa. Las ansiedades de la presión de grupo, la escuela, las citas y las dinámicas familiares tienen un efecto en los adolescentes y la forma en que se comportan. Cuando surgen problemas significativos, es necesaria una intervención. Aprender algunas de las mejores intervenciones para ayudar a los adolescentes con problemas de conducta es uno de los primeros pasos en el camino hacia el cambio.

Grupo de Consejería y Terapia

asesoramiento de grupo y la terapia es una de las formas potencialmente eficaz para ayudar a su trabajo adolescente a través de las raíces fundamentales de su conducta desviada. En lugar de cumplimiento de uno-a-uno con un consejero, reuniones de grupos permiten múltiples adolescentes que se reúnen con un consejero para hablar sobre los sentimientos, emociones y problemas que a menudo están en la raíz de sus comportamientos inaceptables. Reunido en un ambiente de grupo a menudo ayuda a que el adolescente se sienta como si otros están experimentando luchas similares en la vida, lo que ayuda a sentirse no tan solo. Ser capaz de encontrar elementos comunes con otros adolescentes que enfrentan luchas de la vida similares a menudo ayuda al adolescente a reconocer su necesidad de cambio y proporciona un ambiente saludable para trabajar a través de sus problemas con los demás.

Cambio de Escuelas

Cambio de la escuela de su hijo adolescente puede ser una forma saludable de la intervención, sino que debe ser practicado con cuidado. Muchas veces, los amigos que su hijo adolescente ha elegido en la escuela son las influencias negativas sobre el comportamiento de su hijo adolescente. Cambio de escuela le permite a su hijo adolescente a hacer un nuevo comienzo con nuevos amigos, lo que les permite formar una identidad aparte de las etiquetas desviadas que se encuentran a sí mismos que incorpora. escuelas de conmutación pueden ser una intervención positiva en circunstancias específicas. Sin embargo, el cambio también conlleva un riesgo de hacer que su hijo adolescente se sienta aún más solo de lo que ya puede sentir, lo que lleva a más problemas de comportamiento. Lo mejor es buscar consejo y entablar un diálogo con su hijo adolescente antes de comenzar este tipo de intervención.

Terapia desierto

Enviando a su hijo adolescente a un programa de terapia desierto puede ser una intervención saludable cuando se trata de problemas de comportamiento. Estos programas pueden variar en longitud desde cualquier lugar entre una semana y seis meses, dependiendo del programa y el nivel de necesidad de comportamiento. Mientras esté inscrito en esta terapia desierto, los adolescentes se ven obligados a tomar un descanso de los problemas que se enfrentan en la normalidad de la vida cotidiana y se enfrentan a sí mismos, su carácter y sus comportamientos. Pasar tiempo a solas para reflexionar sobre sus vidas a menudo pueden provocar momentos reveladores que dan lugar a un cambio drástico y positivo en su carácter y comportamientos.

Orientación Familiar

asesoramiento familiar es uno de los mejores métodos de intervenciones cuando lucha con los adolescentes y los problemas de comportamiento. problemas familiares casi siempre conducen a problemas de conducta en el adolescente; la unidad familiar es el primer modelo para enseñar a los adolescentes cómo comportarse dentro de la sociedad. Si una familia está luchando en el hogar, a través de la búsqueda de ayuda de orientación familiar con un consejero profesional a menudo conduce a un mejor comportamiento de un adolescente. Con el asesoramiento de la familia, el adolescente no se siente toda la responsabilidad por sus problemas. Ella reconoce en los hábitos poco saludables formados, lo que le permitió corregirlos y sanar. asesoramiento familiar también ayuda a unir a la familia para sanar como una unidad, fomentando el crecimiento de la relación sana que afecta positivamente a los adolescentes y sus tendencias de comportamiento poco saludables.