Cómo escribir Sermones de boda

December 30

Cómo escribir Sermones de boda


sermones de la boda puede ser un territorio desconocido para algunos predicadores. Una boda es una ocasión muy personal, sin embargo, usted es un ministro llamado a proclamar una tradición. Nadie quiere estar demasiado tiempo, sin embargo, es necesario decir algo significativo. Usted es la persona menos importante, sin embargo, es probable que hablar más. Se puede elaborar un sermón de la boda que es fiel, memorable, centrada en Cristo y se centró en honor a la pareja.

Instrucciones

1 Reunir historias personales. Aunque esto pueda parecer para invertir el flujo normal de la preparación del sermón, es importante. Esta boda es de esta pareja y tiene que expresar que de principio a fin. Pregunta cómo se conocieron. ¿Qué hacen juntos? Averigüe lo que les hace reír. ¿Cómo son diferentes el uno del otro?

2 Encontrar un pasaje apropiado. Usted todavía tendrá que predicar de un pasaje, por lo que encontrar uno que parece ajustarse a la situación del matrimonio y de su personalidad. Usar algo que no es demasiado predecible. Por ejemplo, mantenerse alejado del sermón matrimonio 1 Corintios 13 o Efesios 5. Hacer su boda única. Una opción creativa es Filipenses 2: 1-11.

3 Tejer el tema del pasaje a través de su breve discurso. Su sermón de la boda debe ser más como una homilía, se centró en un pensamiento y relativamente breve en su alcance. Se pondrán en pie mientras usted habla recordar. Unificarla con un tema de la predicación o frase. Un sermón de la boda para una pareja cuya relación fue de nuevo y de nuevo se utiliza un verso de Gálatas 4, "Dios obra en la plenitud de los tiempos", tejiendo las historias de la relación de pareja en todas partes.

4 Espolvorear con humor. Un buen sermón de celebración de la boda es en el tono, alegre, ya veces humorística. Asimismo, sin embargo, se refiere a la dificultad de matrimonio y da a la pareja la carga de mantener el compromiso de su matrimonio a través de los altibajos de la vida.

5 Uso de imágenes y la inspiración. En su homilía de la boda de 5 a 10 minutos, tratar de salir de los oyentes con una imagen mental de inspiración para anclar el sermón y dar a la mente algo tangible para retener para su consideración.

6 Ensayar el sermón varias veces. Usted no desea conseguir los nombres mal o abejorros a través de algún largo divagando manuscrito escrito. Ensayarlo para que sepa el flujo de pensamiento y puede presentarlo al hacer contacto visual con la pareja.