Consejos para usar un detector de campo electromagnético

March 28

Un detector de campo electromagnético es un aparato científico diseñado para medir los campos electromagnéticos (CEM). La aplicación principal es medir los niveles de radiación electromagnética dentro y fuera de un entorno doméstico. Estos niveles se registran en teslas o microteslas, con una fuerza de 0,4 microteslas EMF o por encima de ser potencialmente perjudiciales en una casa de los alrededores. Una FEM registrado en esta fuerza puede aumentar el riesgo de las personas, especialmente los niños, cáncer o leucemia en desarrollo, la depresión clínica u otras enfermedades potenciales. El uso de un detector de EMF es crucial en la medición de estos niveles para garantizar la máxima seguridad y para garantizar resultados precisos en la localización específica, un detector sensible a la posición EMF es la más adecuada.

Sea meticuloso para asegurar lecturas precisas

Consejos para usar un detector de campo electromagnético

Los cables eléctricos pueden producir fuertes campos electromagnéticos.

Antes de utilizar un detector de campos electromagnéticos dentro de una propiedad, es crucial para obtener lecturas precisas y exactas desde fuera. Estos resultados actúan como una comparación y definen los niveles de la radiación electromagnética presente dentro del medio ambiente circundante. Para asegurar las lecturas más eficaces, asegúrese de realizar una medición de donde el perímetro del edificio está más cerca de cualquier fuente potencial sospechoso, tales como cables de alta tensión o un poste de teléfono. Siempre que éstas no están presentes en el entorno, realizar una medición de una distancia exacta de cada esquina del edificio, ya que estos darán el conjunto más completo y conciso de los resultados. También es importante registrar estas dimensiones y mediciones para referencia e investigación a largo plazo.

Aplicaciones a evitar al Medición Interior

Es un error suponer que las propiedades en un EMF fuerte registrarán los mismos niveles de radiación electromagnética en el interior, por lo que toman numerosas mediciones en interiores no van a dar una visión más completa, pero se pueden destacar las áreas con cableado potencialmente mala o peligrosa cuando las lecturas son más altos a los registrados exterior. Sin embargo, hay aparatos particulares para ignorar al probar la fuerza EMF, debido a su aplicación y posicionamiento dentro de la casa. Tostadoras, hervidores de agua y cafeteras deben todas ellas siguen siendo no probado, ya que son de uso muy ocasional y también en áreas de la casa donde los adultos y jóvenes no gastan una cantidad considerable o continua de tiempo. Por el contrario, las paredes del dormitorio que son adyacentes a los aparatos eléctricos o aparatos que se dejan encendidos y correr son potencialmente perjudiciales y podría producir un fuerte EMF y los altos niveles de radiación.

Conseguir el mejor de los detectores sensibles a la posición EMF

Consejos para usar un detector de campo electromagnético

Los detectores de campos electromagnéticos sensibles a la posición son los más utilizados para obtener resultados precisos.

Ya sea tomando mediciones de los CEM en el interior o en el exterior, al utilizar un equipo sensible a la posición, se requieren tres lecturas para asegurar la exactitud. Estas mediciones individuales a continuación, necesitan elevar al cuadrado y se suman, antes de tener su raíz cuadrada calculada para producir una medición específica de la ubicación. Estas lecturas deben incluir una tomada verticalmente, una tomada en horizontal y otra medición tomada con el dispositivo apuntando a la sospecha de fuente de radiación. Tomando una única medición es ineficaz, porque los campos electromagnéticos son direccionales, y cualquier medición son influenciadas por la posición exacta del detector de EMF cuando se toma la lectura.


Artículos relacionados