Cómo mejorar la comunicación verbal de los niños

April 13

Cómo mejorar la comunicación verbal de los niños


El desarrollo de habilidades de comunicación verbal de su hijo puede tener un gran impacto en muchos aspectos de su vida. La buena comunicación verbal le ayudará a explicar sus ideas y sentimientos a los demás, establecer relaciones exitosas y también ayudará con la lectura y la escritura. Como Rebecca Maenle y Doris I. Herringshaw del estado de Ohio State University Extension, hay muchas maneras en que puede ayudar a su hijo a construir su agudeza verbal de comunicación, y aunque requiere un poco de esfuerzo de su parte la construcción de buenas habilidades de comunicación durarán ahora su hijo toda una vida.

Instrucciones

1 Comuníquese con su hijo en cada posibilidad y desde la más temprana edad. Habla con ella, cantar canciones, cantar canciones de cuna. Use gestos para enfatizar su significado. Fomentar la interacción por responder positivamente a los intentos de comunicación.

2 Compartir libros con su hijo desde el principio para introducir nuevas palabras e ideas. Comience con canciones de cuna para que su hijo puede escuchar el ritmo en el habla. Pasar a los libros con patrones predecibles. Hacer lectura segura es una actividad agradable que ambos puedan divertirse con al hablar de lo que ha leído y el uso de voces tontas.

3 Hable con su hijo todo el tiempo. Cuando a dar un paseo, hablar de las cosas que se ven. En el supermercado nombrar los artículos que están comprando. Pide a un niño mayor acerca de su día, cuando venga en la escuela, y compartir las cosas que le han sucedido.

4 Fomentar las respuestas y alabar a su hijo. Sonreír a una respuesta de un niño pequeño, haciendo contacto visual. Curso a una declaración de que su hijo hace con una pregunta que la anima a dar más detalles.

5 Escuche a su hijo. Recuerde que la comunicación verbal es bidireccional. Centre toda su atención cuando su niño está comunicando. Maenle y Herringshaw sugieren que se sienta niños pequeños en su regazo para que toda la atención está en la conversación. Coloque una mano sobre el hombro de un niño mayor y sentarse al lado de un adolescente cuando se habla por lo que se siente igual.


Artículos relacionados