Cómo arreglar una Xbox 360 cuando se congela

November 20

Jugadores de Xbox 360 codician motor gráfico de su sistema, variedad de juegos y golosinas en línea disponibles a través del mercado. De vez en cuando, el famoso (y temido) "anillo rojo de la muerte," un indicador electrónico iluminado en el sistema, parece indicar un fallo de hardware interno. Hay momentos en que no se descubra la luz roja y la Xbox se congela, dejando una imagen estancada en el televisor y un jugador frustrado en su estela.

Instrucciones

1 Apagar la consola y esperar dos o tres minutos. Reinicie el Xbox y reiniciar el juego. Si esta es la primera instancia de la congelación, el error puede haber sido una casualidad y no puede suceder por segunda vez. No es necesaria ninguna acción adicional si este es el caso.

2 Presione el botón "Guía" en el controlador para volver a la interfaz Xbox 360, a continuación, pulse el botón Y. Si usted es capaz de hacer esto, el problema puede estar en el disco del juego y no el sistema en sí. Expulsar el juego y compruebe que no haya arañazos Posible en la superficie inferior del disco.

3 Apague y desconecte el sistema, y ​​moverlo a una zona mejor ventilado. La Xbox podría tener que "respirar" mejor. También podría estar experimentando la interferencia de otros dispositivos eléctricos.

4 Iniciar sesión en su perfil de jugador y purgar la caché del disco duro de los datos no guardados. La congelación puede ocurrir como resultado de la carga de demasiados datos, por lo que la descarga de la unidad de disco duro puede resolver el problema.

Consejos y advertencias

  • Si nada de esto resuelve el problema, póngase en contacto con atención al cliente de Microsoft. Puede que tenga que registrar la consola antes de darle servicio.
  • No trate de abrir la consola para inspeccionar el hardware. Esto elimina cualquier garantía actual y puede dañar los componentes internos.

Artículos relacionados