Regalos románticos de la ropa interior

February 13

Regalos románticos de la ropa interior


La compra de un regalo de lencería romántica para otro es una propuesta muy arriesgada. Si lo compra demasiado grande, que puede ser molesto que usted piensa que ella es la grasa; pero si se compra demasiado pequeño, va a tener un problema. Colarse en su armario o un cajón antes de comprar, ya que lo mejor es conocer a su tamaño. Considere sus gustos personales y colores.

Idea de su talla

Comprarle un corsé para acentuar su escote y aplanar la cintura si ella es voluptuosa, y una muñeca que funciona mejor para una mujer de talla grande. La muñeca jugará hasta su busto sin embargo, reducir al mínimo sus curvas ya que se colara por su cuerpo. Elige la ropa interior de forma adaptable que abraza a su cuerpo si está en condiciones o un conjunto-y-bragas sujetador que acentúa su estómago plano y el fondo bien tonificado.

Conocer su material

Elige tejidos naturales que respiran. Seleccione la seda para una mujer en voz baja romántica, ya que se siente bien en su piel, mientras que el cuero sería una mejor opción para una mujer valiente, atractivo, seguro. Considere la posibilidad de encaje para una mujer joven o uno que es tímido. Comprar ver a través de redes o para la mujer que le gusta hacer alarde de su cuerpo; que nunca puede ir mal con satén.

Saber su gusto

Elige tu regalo de lencería basa en su estilo exterior. Si ella se viste con ropa a medida, ver a través de la ropa interior no irá demasiado bien. Para aquellos que usan vestidos de mujer, ropa interior elegir de estilo femenino. Las mujeres que usan ropa a medida pueden preferir un conjunto de lencería-con-vestido. Si ella corre alrededor de puntos de corte y estómagos, considere una pieza atractiva de la ropa interior.

Diverso

Ropa interior viene en una variedad de colores, así que escoja su regalo basado en los colores que predominan en su armario o que juego con su color de ojos. Elija los colores oscuros para la mujer de talla plus-para dar una apariencia más delgada. Saltar la ropa interior que se adhiere a las partes del cuerpo que se esconde, como un vientre.