Cómo ser el líder espiritual en el hogar

September 11

Cómo ser el líder espiritual en el hogar


En este mundo que no perdona, hay tantos desafíos que enfrentan las familias hoy que ponen a prueba su fe. A pesar de asistir a la iglesia proporciona el espíritu con la motivación y la penetración profunda, hay momentos en que la familia necesita un líder para ser el guía espiritual. Con esta lealtad viene la responsabilidad que puede dar bendiciones intrínsecos de compromiso, determinación y la voluntad para ver resultados positivos para sus seres queridos. Independientemente del género, el jefe de la familia tiene la responsabilidad de ser un mentor y guía. Ser un líder espiritual de su hogar con estos sencillos pasos.

Instrucciones

1 Orar. Establecer un tiempo para que su familia se reúnen, se unen las manos, y orad unos por otros. Animar a los que están en su casa a tomar tiempo personal para orar por su propia cuenta. Hágales saber lo poderoso que este acto puede ser y tener fe en ella.

2 Leer la Biblia y los libros espirituales. Esta es una manera de alimentar y fortalecer su espíritu. Comparte devocionales diarios con su familia todas las mañanas. Deje que su familia sepa que usted está allí para ellos para ofrecer ayuda y palabras de sabiduría a partir de fuentes fiables.

3 Sea un modelo responsable. Las acciones pueden hablar más que las palabras. Si sus hijos lo vean comportarse con respeto y caminando por el camino correcto, esto puede tener una influencia positiva en la forma en que viven. Mostrar cómo útil puede estar en la casa. Pasar tiempo de calidad con su familia. Minimizar los malos hábitos y ser un maestro para los que te rodean. Además, hacen hincapié en lo que significa el servicio y cómo ayudar a los menos afortunados.

4 Compartir sus pensamientos espirituales, meditaciones y prácticas con su cónyuge. Sea cuidadoso y reflexivo hacia ellos, como se está estableciendo como un líder. Siempre tienen palabras amables y minimizar cualquier negatividad dentro del hogar. Sé humilde y agradecido por las muchas bendiciones otorgadas en su familia.


Artículos relacionados