Pros de Disciplina del Niño y Cría

September 23

Pros de Disciplina del Niño y Cría


Los niños necesitan disciplina en sus vidas para establecer normas aceptables de conducta y los límites apropiados. Sin embargo, esto no significa que constantemente gritando a ellos o hacer cumplir normas estrictas imposible, pero sí significa enseñarles el bien del mal y mostrándoles que ciertos comportamientos no serán tolerados. Esto se puede lograr en una variedad de formas, pero el resultado final es un niño que respeta las reglas, entiende lo que es aceptable y pasa a convertirse en una de alto funcionamiento adulto.

La seguridad

Uno de los componentes clave de la disciplina es mantener a los niños seguros. No es aceptable que un niño se suba sobre el mostrador cuando hay una olla de ebullición del agua cerca. Lo mismo vale para correr por la calle cuando el semáforo está en rojo. Al decirle a un niño no hacer estas cosas, entonces él disciplinar cuando las hace, le está enseñando a los valores fundamentales que lo mantendrá haga daño a sí mismo.

Habilidades sociales

La disciplina también le enseña al niño las habilidades sociales que serán importantes en su vida. Por ejemplo, no es aceptable para estar en una silla cuando está comiendo como un adulto. La razón por la que sabemos que esto se debe a que se nos ha enseñado a no pararse en sillas de niño. Lo mismo vale para comer con un tenedor, compartiendo nuestras cosas y no cogiendo cosas de los unos las manos. Al enseñar estos conceptos a una edad temprana, puede asegurarse de que su hijo se convierte en un adulto socialmente funcional.

El respeto

La disciplina también enseña el respeto. Si un niño habla de nuevo a sus padres y se disciplina a su vez, va a aprender a no hacerlo en un entorno seguro y controlado. Si, sin embargo, sus padres nunca lo corrige para esto y que va a hablar de nuevo a su jefe cuando él es de unos 20 años, que no le dé a cinco minutos de tiempo de espera. Más bien, él probablemente acaba de ser despedido, que es mucho más grave de una lágrima cuando es un niño. Por la enseñanza del respeto al principio, puede asegurarse de que su hijo será capaz de respetar las figuras de autoridad como un adulto.

Independencia

La disciplina establece un marco para lo que está bien y qué está mal. Al enseñar estos conceptos a una edad temprana, le está dando a su hijo una "hoja de ruta" para saber cómo manejar las cosas por su cuenta. Esto promueve la independencia de un modo hacia atrás. Al no dar su independencia niño cuando ella es joven y disciplinar a ella, en realidad se está configurando las ruedas en movimiento para que ella sea independiente cuando sea mayor. Por ejemplo, si se introduce poco a poco a un niño a cocinar con ingredientes nutricionales y recetas, y luego tener a cocinar la cena una vez por semana para toda la familia, que le dará la información básica que necesitará para cocinar cuando está por su cuenta.


Artículos relacionados