Cómo Primp de la noche de bodas

August 17

Ya se trate de la primera noche va a pasar con su amada o que han estado viviendo juntos durante años, tendrá que pasar tiempo acicalándose para su noche de bodas. Haciendo la noche especial y memorable puede dar inicio a una relación espléndida y muchas largas noches juntos. Muéstrele el cuidado al hacer esta primera noche de bodas lo mejor que pueda.

Instrucciones

1 Comience su preparación temprano en el día a levantarse temprano después de dormir bien por la noche solo. Incluso si viven juntos, el antiguo ritual de pasar la noche antes de su boda en la cama solo se suma a la emoción y que permite un montón de tiempo acicalándose.

2 Pasa algún tiempo en la reflexión en silencio antes del inicio del día de trabajo. Una paz interior va a añadir más a su apariencia que cualquier peinado o el maquillaje puede hacer.

3 Coma un buen desayuno saludable que incluya frutas y leche o yogur. Primping desde el interior hacia fuera hará maravillas en su constitución y permitirá recoger y comer todas las golosinas que desee durante el día. También le sostener aún más si se queda demasiado nerviosa para comer en absoluto.

4 Remojar en una tina. Tomar un baño largo lujoso ablandará la piel y los nervios. Tómese el tiempo para meditar o leer.

5 afeitarse las piernas y debajo de los brazos en este momento. No se olvide de recortar su área púbica también. Seque cuando se hace y aplicar su loción preferida por todas partes.

6 Se adhieren a su cita programar el día de la boda. Cuanto más se puede mantener a raya el estrés, más eficaz será su acicalamiento y el mejor momento que tendrá en su primera noche juntos como marido y mujer.

7 permitir que otros hagan las uñas y el cabello y les dan suficiente tiempo para acicalarse adecuadamente. Párese frente a un espejo de cuerpo entero antes de caminar por el pasillo y dejar que sus damas de honor y parientes alboroto por ti.

8 Acepte los cumplidos durante todo el día antes de la gran noche. Que estas palabras de aliento y afirmación se hunden en la que está brillando con confianza al entrar en la habitación esa noche en su ropa interior más elegante.