Cómo impresionar a un chico sin ropa fresca

February 16

Cómo impresionar a un chico sin ropa fresca


Las primeras impresiones son importantes, pero la impresión es hecho por más de ropa fresca. Su cara, la postura, el cuerpo, la voz, la actitud y la forma de interactuar con las personas que le rodean habla mucho más fuerte que la ropa. La mayoría de los chicos saben relativamente poco acerca de la moda, así impresionar a uno es una cuestión de crear la química correcta y demostrar todos sus activos positivos.

Instrucciones

1 Mantenga su ropa sencilla y dejar que sus otros activos brillan a través. Usando algo extravagante o extremadamente seductora generalmente asusta a la mayoría de los chicos, por lo que la pervivencia de elementos básicos como jeans, vestidos y faldas simples desplaza la atención a su aspecto y su personalidad. ¿Prefiere que un tipo distraído por sus botas de charol o mirando a los ojos? Juega hasta sus mejores características.

2 Hacer hincapié en las cosas que tienen en común. La clave para crear la química es demostrar un interés genuino compartida en algo. Pregunta lo que le gusta hacer, qué tipo de música que le gusta o lugares en los que ha viajado a. Hacer contacto visual mientras habla; todo el mundo quiere sentir que están siendo escuchados. Hablando de intereses compartidos puede conducir a que se reúnen para actuar contra esos intereses juntos más adelante. Nunca un interés en algo falso. La verdad finalmente saldrá a la superficie y que se verá como un fraude.

3 Mantener la calma recordándose que las cosas van a progresar de forma natural si se les da tiempo. Ser demasiado ansioso asusta a la mayoría de los chicos fuera. En un artículo para la revista Cosmopolitan, la antropóloga Helen Fisher, Ph.D., señala que la mayoría de los hombres quieren perseguir mujeres. "A veces el contacto sorpresa es más probable accionar el circuito de amor romántico de su cerebro", dice Fisher. En otras palabras, le hizo saber que usted está interesado en él, pero no deje que le vea ser vertiginoso, y él puede ser más propensos a prestar atención.