Cómo ganar la espalda

July 19

Cómo ganar la espalda


¿Quieres la espalda, pero no sabe cómo su demostración de que realmente han cambiado. Pues bien, ¿ha cambiado realmente? Antes de que pueda conseguir que la relación perdida de nuevo juntos, es necesario centrarse en sí mismo por un tiempo. Centrarse en las áreas de su vida que tienen que cambiar y trabajar duro para mejorar el mismo. Sólo entonces su ex notar una diferencia genuina que haría que daba ganas de volver.

Instrucciones

1 Ponte en forma. Es hora de perder el intestino y mejorar su imagen. Echar un vistazo en el espejo y averiguar dónde tiene espacio para mejorar. Las apariencias no lo son todo, pero seguro que ayuda.

2 Mejorar las circunstancias de su vida. Usted tiene un cierto nivel de control sobre los acontecimientos en su vida. Si usted no tiene un trabajo, o necesita un mejor trabajo, hacer lo que se necesita para hacer una mejora. Patear los malos hábitos que ella siempre se quejaron.

3 Cambia tu actitud. Deja de ser negativo acerca de sus experiencias de vida. Y empezar a centrarse en hablar de cosas positivas.

4 Demostrar el cambio. Las acciones hablan más que las palabras. Si desea mostrarle que has cambiado, usted tiene que demostrar su realidad que ha cambiado. Diciéndole que las cosas van a ser diferentes ya no funciona.

5 Sé un lider. La mayoría de las veces, pero no siempre, las mujeres como su hombre para ser un líder en la relación. Recuerde que conduce en una relación no es lo mismo que dicta. Líder en una relación significa predicar con el ejemplo, tener confianza y ser un iniciador.

6 la amo con paciencia. Puede tomar tiempo para que ella venga alrededor. No ser abrumador y no tener prisa. Esperar a que esté listo para usted otra vez.

Consejos y advertencias

  • Puede que no seas capaz de obtener su espalda. Si ella es firme en su decisión por razones como el cumplimiento de otro hombre, que tendrá que encontrar una manera de aceptarlo y poner su pasado con ella detrás de usted. Sólo sabe que hizo lo mejor que pudo y, a veces, simplemente no es destinado a ser.