¿Qué causa un aroma?

July 22

Aromas, ya sea agradable, delicioso, reconfortante o desagradable, puede influir en el apetito, la forma en que se siente y su actitud hacia un lugar o tiempo. Los científicos ya saben cómo funcionan los sentidos olfativos - como lo que huele es traducida por el cerebro - pero el camino a detectar moléculas odorantes sigue confundiendo a los expertos.

Teoría Uno

Los científicos han creído tradicionalmente que la forma de experimentar un cierto olor depende de la forma de la nariz lo detecta. Olor proteínas de los receptores de la nariz se cree que son responsables de la detección de más de 20.000 olores, según un artículo de 1998 publicado por la Sociedad Americana de Fisiología.

teoría de los dos

Pero a partir de marzo de 2011, innovadora nueva investigación parece demostrar que la física cuántica tiene un papel que desempeñar en la forma en que detectamos aromas. El Dr. Maria Franco y sus colegas del Instituto de Tecnología de Massachusetts creen que las diferentes moléculas odoríferas vibran a diferentes frecuencias, creando sus firmas moleculares. La teoría funciona en la idea de que las moléculas tienen que regalar su aroma con el fin de moverse, y es por eso que liberan un aroma.

Las moléculas odorantes

Sabemos que los animales como perros tienen sentidos mucho más sofisticadas de olor que los humanos. Pueden ser entrenados para detectar el olor de los narcóticos, los cuales encontramos totalmente inodoro. Como ser humano, sólo se puede oler una molécula inestable - una que se evapora fácilmente. Una persona capacitada puede aprender a reconocer diferentes clases de compuestos olorosos, incluyendo olores aromáticos, como el alcanfor; hircinnic olores o dulces, y los olores balsámicos, tales como vainilla, dice Patrick Nef, profesor asistente en la Universidad de Ginebra del Departamento de Bioquímica.

El olfato

Entonces, ¿cómo la nariz detectar un olor? Al inhalar una de estas sustancias químicas volátiles, el epitelio olfativo, que está entre sus ojos y el techo de la boca, detecta las moléculas. Unos 50 millones de células receptoras sensoriales primarias reaccionan a diferentes moléculas de diferentes maneras, y que experimentan un aroma. Su sentido del trigémino añade una emoción a ciertos olores. Por ejemplo, cuando siente olor a alcanfor, su nervio trigémino es estimulada para crear una sensación de frescor, según Peter Faletra, director adjunto de la Oficina de Ciencia del Departamento de Energía de los Estados Unidos.


Artículos relacionados